sábado, 10 de febrero de 2018

Papaviejos


¡ Cuanto menos es un nombre curioso el de ésta receta !
Detrás de el hay una historia significativa,entrañable e inteligente.
Este dulce es típico de Almería y tiene un componente muy particular, patata o papa, como comúnmente la denominan los andaluces. 
Es una receta antiquísima, de ahí la segunda parte del nombre.
Alguien en tiempo de mucha escasez de alimento se le ocurrió gastar menos harina y sustituir la parte compensatoria con patata. 
Y así nació, este delicioso dulce.
#ojúquéricoTS
Sinceramente no lo conocía.
Cuando vi la propuesta para este mes de la cocina typical spanish de hacer una receta de la cocina andaluza, mi idea principal fue otra, pero un día acompañando a mi marido a una librería de libros antiguos, de repente lo vi, en su portada ponía "Cocina Andaluza", no me lo podía creer, le eché un ojo y aunque no tenía muchas recetas, las pocas que tenía me parecieron muy interesantes, así que me lo traje a casa.
A decir verdad la cocina Andaluza siempre me ha parecido muy atrayente, si ojeas mi blog encontrarás más de una receta.
Antes de seguir ,os dejo las ideas de mis compañeros en éste recopilatorio para que después les echéis un ojo  Pincha aquí
En el caso de este dulce, he puesto las cantidades a la mitad.
También le he añadido algo de azúcar a la masa, en caso de querer mantener la originalidad de la receta, solo tienes que anular el azúcar que yo añado extra y duplicar las cantidades.
¡Vamos a ello!






Ingredientes:

2 patatas grandes
2 cucharadas de azúcar (opcional)
250 gr de harina normal
1cucharadita de postre de levadura
La piel o monda de un limón
Ralladura de un limón
250 de leche
3 huevos

Para espolvorear:

Azúcar y canela

Preparación:

1- Lavamos y cocemos las patatas con piel.
Yo lo que hice fue ponerlas en un plato con papel film y las metí al microondas hasta que se pusieron tiernas, de esa manera no soltaron nada de agua.
2- Cuando podamos pelarlas, lo hacemos y las pasasamos por un pasapuré o las machacamos con un tenedor y reservamos.
3- Echamos en un bol los huevos bien batidos, añadimos el azúcar, la levadura y al ralladura de limón.
4- Incorporamos la leche y la harina y poco a poco la patata, mezclamos bien hasta que se quede una pasta.
Puedes pasarlo por la batidora pero a mi personalmente me ha encantado así.
5- Ponemos en una sartén abundante aceite, puede ser de oliva suave o de girasol.
6- Metemos la peladura de limón en el aceite hasta que esta se fría, no se queme.
7- La retiramos y seguidamente echamos con ayuda de una cuchara porciones de nuestra masa, echamos pocas cantidades cada vez, porque se nos hincharán, les vamos dando la vuelta con un tenedor.
Mantendremos el fuego a moderado para que se nos hagan por dentro y no se nos quemen por fuera, se hacen en seguida.





8- Mientras los vamos sacando a un plato con papel absorbente de cocina.
9- Colocamos azúcar y canela en un plato, más azúcar que canela y las rebozamos o espolvoreamos por ambos lados.
Y OLE! ha zamparlos de una sentada, es aconsejable comerlos templados, pero que si se te enfrían, tampoco pasa nada.
Como notarás tienen un parecido con los buñuelos.


Muchas gracias por tú visita, si te ha gustado y te animas hacerla, te agradecería me mandases tu opinión y si quieres una foto de tu dulce a mi página de facebook correspondiente al blog, lo puedes hacer por mensaje privado, aquí te dejo el enlace a mi página aquí, El menú de mi cocina




  

domingo, 4 de febrero de 2018

Berenjenas rellenas de carne.

A veces nos rompemos la cabeza pensando como sorprender a nuestros comensales y dedicamos nuestra búsqueda a recetas laboriosas, sin percatarnos que tenemos a nuestro alcance recetas sencillas y vistosas.
¿Por qué no preparar platos ricos, saludables y que no nos quiten demasiado tiempo?
Te animo a un primer plato ligero, el segundo estas ricas berenjenas rellenas y ya con el postre tienes mucho juego.
Recuerda que puedes adaptar las cantidades al número de comensales.
Trata de comprar berenjenas tersas de un bonito color oscuro brillante, no cojas con golpes o mustias, estarán pasadas y amargarán.
¿Te animas y vemos los ingredientes que vamos a usar?







Ingredientes:

400 gr de carne picada mixta
2 berenjenas ( salen 4 raciones )
Tomate frito
Queso mozzarella
1/2 cebolla
Aceite
Sal

Preparación:

1- Lo primero que haremos sera lavar y secar las berenjenas que vamos a usar.
2- Las partiremos por la mitad, a mi me gusta dejarles el rabito, me parecen más vistosas, pero eso va en gustos.




3- Les hacemos un corte bordeándolas, profundo, pero no demasiado, sin traspasarlas.





4- Haremos otros cortes rectos verticales y otros horizontales, como si dibujásemos rombos.




5- Les echamos unas gotitas de aceite y una pizca de sal
6- Si tenemos muchos comensales, las asaremos en el horno a 180 grados de 12 a 15 minutos.
7- Si tenemos pocos comensales o no disponemos de horno, les pondremos papel film y las meteremos en el microondas a máxima potencia durante nueve minutos.





8- Mientras se asan, pondremos 4 cucharadas de aceite en una cazuela.
9- Cuando se caliente incorporamos la cebolla bien picada, echamos sal y tapamos.
10- Cuando se haya pochado o reblandecido la cebolla,añadimos la carne picada y la rehogamos.
11- Cuando la tengamos hecha, que habrá cambiado de color,le vamos a dar jugosidad echándole de 8 a 10 cucharadas de tomate frito, mezclamos y reservamos.
12- Si ya tenemos nuestras berenjenas asadas, las sacamos del horno o del microondas, en este último caso, tendremos cuidado al quitar el film de no quemarnos.
13- Vaciamos las berenjenas con ayuda de una cuchara, cuidado no las rompamos. ( Tampoco tengas miedo porque no es fácil romperlas)





14- Ponemos la pulpa o carne de la berenjena sobre una tabla de cortar y la picamos lo mejor que podamos.
Pondremos los cuencos o cascaras boca abajo sobre papel de cocina para que suelte el jugo o vapor que le ha quedado.







15- Incorporamos la picada a nuestra sartén o cazuela y la dejamos al fuego suave unos 4 minutos más para que se mezcle con la carne.
16- Con una cuchara rellenamos nuestras berenjenas y les espolvoreamos queso rallado.





(También podríamos hacer una besamel y echar un par de cucharadas por encima de nuestras berenjenas después de rellenarlas y por encima echar nuestro queso) eso ya, a tú gusto.




17- Ahora las puedes poner a gratinar o meterlas en el microondas, si no dispones de horno y así derretir el queso. (Esto también a tu gusto y circunstancias)
Gracias por visitar mi blog











  

miércoles, 31 de enero de 2018

Rollo de espinacas con salmón. Juego de blogueros 2.0

En este nuevo juego de #JuegodeBlogueros ha habido un empate entre dos grandes titanes; las espinacas y las habas.
En un principio pensé en trabajar con las habas pero finalmente me decidí por las espinacas al ver algo que me llamó poderosamente la atención.
Un rollo de espinacas, relleno de queso de untar y salmón ahumado.
¡ Está delicioso !
A una de mis hijas no le gustan las espinacas ni el salmón, sin embargo se ha atrevido a probarlo y aunque dice que no se lo pediría, reconoce que está rico. ¡ Imagínate si le llegan a gustar los ingredientes que componen este rollo !
Bueno, menos rollo y al lío.
He salteado las espinacas porque así mantienen todo su sabor y sus propiedades y además su color.
¿ Pasamos a ver los ingredientes ?





Ingredientes:

250 gr de espinacas
200 gr de queso de untar
200 gr de salmón ahumado
3 Huevos
Eneldo
Pimienta
Aceite
Sal

Preparación:

1- Lavamos las espinacas y las cortamos para facilitar el rehogado. 
2- Echamos un pelín de aceite en una sartén y cuando se caliente echamos las espinacas.
3- Las removemos sin dejarlas mucho tiempo, se hacen enseguida, apenas unos minutos.




4- Las echamos en un baso batidor.
5- Echamos las yemas de huevo, pimienta y una pizca de sal. ( Las claras las reservamos )
6- Batimos todo a excepción de las claras que las tenemos reservadas.
7- Batimos las claras con varillas metálicas hasta tenerlas a punto de nieve bien firme.
( sabrás que las tienes si al darle la vuelta al baso, no se caen )
8- Incorporamos la mezcla a las claras con movimientos envolventes y una cuchara de silicona o madera.
9- Echamos todo sobre una placa de horno con papel sulfurizado o vegetal.
10- Lo repartimos y alisamos.




11- Metemos nuestra base al horno precalentado a 180 grados aproximadamente de 10 a 12 minutos.
Enseguida te darás cuenta cuando está hecho, especialmente al tocarlo ( Recuerda que el tiempo es orientativo y que cada horno es diferente )
12- Cuando está hecho, lo ponemos sobre un paño de cocina ligeramente húmedo y con el papel hacia arriba.
13- Quitamos el papel.
14- Cortamos un poquito de todos los lados, porque esas partes se quedan más duras y dificultan el enrollado.
15- Enrollamos con ayuda del trapo húmedo y lo dejamos con el hasta que se enfríe para que coja la forma. 
16- Una vez frío lo volcamos sobre film transparente.




17- Extendemos el queso de forma proporcional, echamos unas pizcas de eneldo y sobre el colocamos el salmón ahumado.
( Recuerda extender por la cara exterior, la que ves en la foto, que es la que durante todo el proceso ha quedado arriba, de esta forma, la que se quedará visible será la parte más bonita )






18- Lo enrollamos con ayuda del film y lo envolvemos.




19- Lo metemos en la nevera para que se enfríe y poder cortarlo sin que se rompa, lo tendremos un mínimo de dos horas ( Yo lo hice de un día para otro )






¡ Veras que rico está !
Lo puedes acompañar de mayonesa o de lo que más te guste, nosotros nos lo tomamos sin ningún tipo de salsa y estaba buenísimo.
Ya solo te queda disfrutarlo.

Pero antes de ponerte hacerlo, te invito a echar un ojo a las propuestas de mis compañeros que seguro han hecho recetas espectaculares.





lunes, 22 de enero de 2018

Garbanzos con espinacas

Una manera diferente de preparar nuestro plato de legumbres.
Con espinacas, sí, esas de Popeye.
¿Os acordáis de aquellos dibujos de Popeye el marino?
¡ La cantidad de latas de espinacas que se metía ! y aunque las espinacas son vegetales, nuestro mítico marino, estaba todo cachas.
Mi ama me decía - Come espinacas para ponerte como Popeye - yo siempre le contestaba, no quiero espinacas, que se las coman mis hermanos y se pongan musculosos como él, y me salven, como hace él con Olivia.
Hablando de Popeye, tengo que daros un disgusto tremendo, no sé porque estaba tan cachas, pero de las espinacas no era.
Es cierto que tienen muchas propiedades y no son calóricas, pero no tienen tanto hierro como nos decía él, ahí lo dejo......
Nosotros a lo nuestro a nuestro plato de garbanzos con espinacas.
¿Miramos si tenemos los ingredientes?








Ingredientes:

1/2 kg de garbanzos
600 kg de espinacas
1 tomate fresco grandecito
( Si no tienes tomate fresco, puedes usar tomate frito, para darle sabor y color)
1 Cebolla
1 huevo cocido
6 cucharadas de vino blanco
1 hoja de laurel
Sal
Aceite

Preparación:

1- Lo primero pondremos en remojo los garbanzos y lo haremos la noche anterior, triplicaremos el agua porque los garbanzos se hincharan y pueden quedarse sin cubrir.
2- Pasado el tiempo de remojo, los escurrimos y reservamos.
3- Ponemos agua que los cubra, a calentar.
4 - Una vez caliente, incorporamos los garbanzos ( no echamos sal hasta el final )
5- Si los cocemos en cazuela normal, nos llevará de hora 1/2 a 2 horas, dependerá del garbanzo que usemos.
En caso de necesitar echar más agua, siempre caliente.
Si usamos olla exprés en 20-25 minutos los tenemos.
También tenemos la opción de usar garbanzos ya cocidos, en ese caso los lavaremos muy bien.
6 - Cuando estén cocidos los escurrimos y reservamos el caldo que nos haya sobrado.
7- Limpiamos las espinacas.
8- Ponemos agua a calentar y las echamos dejándolas en el fuego durante cinco minutos.
9- Las escurrimos y reservamos.
10- En una cazuela echamos un poquito de aceite y pochamos o ablandamos la cebolla bien picada.
11- Cuando la tengamos ablandada, echamos el tomate pelado y picadito, añadimos también  el laurel.
( Yo  pelo el tomate pasando el reverso de un cuchillo, apretando, pero con cuidado de no pasarme y espachurrarlo y luego se pela casi solito)
12- Lo rehogas e incorporas los garbanzos, las cucharadas de vino, sal y un vaso de caldo con la yema del huevo cocido disuelta en el caldo.
13- Déjalo cocer durante 15 minutos más y emplata picando un poco de la clara del huevo por encima de cada plato.
si te gusta más caldoso, siempre puedes incorporarle algo más del caldo sobrante.
Solo me queda desearos que disfrutéis de este delicioso plato de garbanzos con espinacas y deciros que .....Popeye el marino soy  pi pi.....
Gracias por visitar mi blog




miércoles, 3 de enero de 2018

Huevos souflé con carne picada

Una receta fantástica, super fácil, relativamente rápida y muy vistosa.
No me voy a llevar los méritos porque lo ha hecho una de mis gemelas.
Podéis variar los ingredientes a vuestro gusto, nosotras os dejamos la idea.
Tenéis también ingredientes fríos para rellenar, que os pueden agilizar todavía más esta receta.
Jamón de york, serrano, anchoas, atún, lo que os guste, sino os apetece de carne picada. 
¿Qué os parece?
¿Os mostramos los ingredientes?






Ingredientes para seis moldes:

400 gr de carne picada mixta
6 cucharadas de tomate ftito
6 huevos
Mantequilla
Pimienta
Sal

Preparación:

1- Untas los moldes ligeramente con mantequilla
2- Echas sal y pimienta a la carne, la sofríes en una sartén con un poquito de aceite.
3- Cuando haya tomado color, le añades el tomate frito y remueves para mezclar
4- Mientras pones el horno a calentar a 180 grados
5- Pones dos cucharadas de la mezcla de carne en cada uno de los boles.
6- Separas con cuidado las yemas de las claras.
7- Introduces una yema en cada molde o bol, haciendo un pequeño hueco, para mantenerla centrada.







8- Echas queso rayado por encima, cantidad al gusto.
Miryam hizo uno con queso de untar a las finas hiervas que a mi me encantó, a los demás les gustó más con queso mozzarella, así que el queso, a tú gusto.
9- En un vaso batidor, bates las claras a punto de nieve, bien firmes.
Para saber si las tienes a punto de nieve, dale la vuelta al vaso o al recipiente que uses y no deberían de caerse.
10- Con ayuda de una manga pastelera o con la misma cuchara, echa la clara encima de todo lo ya puesto anteriormente.
11- Haz una especie de copete.
Como apreciarás en la foto, Miryam algunas las dejó rasas y a las otras les hizo el copete que se mantuvieron perfectamente.
12- Tienes que tener el horno ya en la temperatura indicada, los metes y no abras la puerta del horno. Para sacarlos si, ¡eh! jaja
Miryam los tuvo unos 10  minutos, para que se "endurecieran" las claras y se mantuviese jugoso por dentro.
¿Preparad@ para hacerlo?
Espero que me cuentes si te ha gustado.
Gracias por visitar mi blog


martes, 2 de enero de 2018

Ensalada de alubia blanca con anchoas.

Un refrescante plato, no solo de verano, también muy aceptable en invierno.
Es muy rápido de hacer, económico , y sencillamente delicioso.
El contraste del sabor que otorgan las alubias con las anchoas y las aceitunas, es impresionante.
Y los demás ingredientes hacen también su aportación de una manera magistral.
Es una forma diferente de comer alubias, lo sé.
Una ensalada poco habitual, también lo sé.
Solo os puedo aconsejar que lo hagáis para poder darle vuestro veredicto 
¿ Repasamos los ingredientes ? 




Ingredientes:

Un bote de alubias blancas (cocidas)
12 a 15 filetes de anchoas en aceite de oliva.
25 aceitunas negras (sin hueso)
6 u 8 tiras de pimiento morrón
1 pimiento verde
1 huevo cocido
1/4 de cebolla
Aceite de oliva
Vinagre de vino
Sal

Preparación:

1- Vaciamos nuestro bote de alubias sobre un escurridor y le pasamos un agua.
2- Cortamos el pimiento en trocitos cuadrados y pequeños
3- Hacemos lo mismo con la cebolla
4- Partimos las aceitunas en rodajitas
5- Troceamos el pimiento en cachitos menudos 
6- Una vez cocido el huevo, lo partimos también en cachitos pequeños 
7- Los filetes de anchoas los partimos en trozos regulares, ni muy pequeños, ni muy grandes, que los notemos.
8- Mezclamos todo y lo aliñamos con el aceite de oliva, vinagre y sal a nuestro gusto.
Gracias por visitar mi blog.



domingo, 31 de diciembre de 2017

Juego de blogueros 2.0: Plum cake de avellanas

La AVELLANA es la protagonista de este #juego de blogueros.
Mi propuesta es muy sencilla pero muy, muy rica.
Además es muy fácil de hacer, solo hay que tener en cuenta una serie de consejos, para tener el éxito asegurado.
Podéis versionar este plum cake a vuestro gusto.
Vosotros elegís que fruto seco echar, o no echar, pero si os gustan, os garantizo que las avellanas, le vienen genial.
En un principio lo hice con un glaseado de naranja y me encanto, sin embargo hice un segundo que glaseé con chocolate y fue un exitazo.
Me lo quitaban de las manos!
Así que os doy a elegir y os doy los ingredientes para los dos glaseados.
Vamos a ver los ingredientes y los consejos para que nos salga espectacular






Ingredientes:

240 gr de harina
200 gr de azúcar
200 gr de mantequilla
4 huevos
100 gr de avellanas
40 ml de zumo de naranja
Ralladura de naranja
1 sobre de levadura

Para engrasar el molde:

Mantequilla y harina

Para el glaseado:

120 gr de azúcar glass
4 cucharadas de zumo de naranja
Si quieres acentuar el color naranja en el glaseado, échale unas gotas de colorante alimenticio.

Para la cobertura de chocolate:

100 gr de chocolate de cobertura
75 ml de nata 35% materia grasa
15 gr de mantequilla

Preparación:

1- Primeramente vamos a sacar nuestros ingredientes, en especial la mantequilla y los huevos para que estén a temperatura ambiente.
2- Cuando la mantequilla esté a punto pomada, la ponemos en un bol y vamos batiendo enérgicamente a medida que vamos echando el azúcar.
3- Nos tiene que quedar como una cremita.







4- Echamos los huevos de uno en uno y los vamos batiendo hasta tener los cuatro.
Yo he usado huevos pequeños de cincuenta gramos pesados sin cascara.
Si los que vas a usar, son grandes, echa tres en vez de cuatro.
5- Incorporamos el zumo y la ralladura de naranja.
Como apreciarás en los ingredientes, la cantidad de zumo está compensada con la misma cantidad extra de harina, si no echas liquido, deja la harina en la misma cantidad que la mantequilla y el azúcar.
6- Una vez mezclado todo, tamizamos la harina junto a la levadura, la mezclamos con movimientos envolventes.
7- Ahora le toca el turno a las avellanas, las picamos, pero que no queden trozos demasiado pequeños ni demasiado grandes, que se noten, pero que no molesten.
Yo de una, hice cuatro trozos.
8- Las mezclamos en la masa





9- Cogemos nuestro molde para el plum cake.
El mio mide 24 cm de largo por 12 de ancho.
Untamos la base y paredes del molde con mantequilla y espolvoreamos con harina.
Colocamos el molde boca abajo y le damos unos golpecitos con la mano para quitar el posible exceso de harina.
10- Lo vamos a meter en el horno precalentado a 170 grados.
No lo pongas muy arriba para no tener contratiempos.
Tampoco abras la puerta del horno hasta pasados 35 ó 40 minutos, a partir de los cuales, podrás ir mirando y comprobando con una brocheta o aguja cuando está hecho nuestro plum cake.
11- Lo sacamos y desmoldamos.
12- Cuando se enfríe, lo colocamos sobre una rejilla y un plato o bandeja debajo
13- Hacemos el glaseado o la cobertura de chocolate.
14- En caso de elegir el glaseado, ponemos en un bol el azúcar y vamos echando de una en una y removiendo, las cucharadas de zumo.
15- Lo vertemos sobre nuestro plum cake y listo.
16- Si elegimos la cobertura, ponemos a calentar en una cazuela pequeña la nata, cuando la notemos a punto de ebullición , incorporamos el chocolate y removemos, cuando éste se haya derretido, echamos la mantequilla y la resolvemos.
Lo echamos sobre el plum cake como si fuese el glaseado.
Veréis que esponjoso y continua su esponjosidad hasta pasados unos días.






Muchas gracias por visitar mi blog y en especial a mis compañeros de juego, los cuales estoy convencida de que han hecho unas recetas espectaculares, yo voy corriendo a verlas.
Te dejo aquí sus enlaces para que les puedas echar un ojo tú también.


Elvira: www..asisecomeengranada..com




















    .

jueves, 28 de diciembre de 2017

Anillas de calamar al ajillo negro

Hacia unas semanas que venía oyendo hablar del ajo negro.
¡Tenía unas ganas locas de probarlo!
De repente me llegó gracias a un sorteo de la mano de La cocina del sur.
Os invito a que echéis un ajo, digo un ojo, a su canal.
Gracias también Ajo y salsas JR , patrocinadores del sorteo.
Tengo que decir que el ajo negro tiene muchísimas propiedades.
Hay gente que toma un diente de ajo negro todas la mañanas.
Tiene un sabor en crudo, buenísimo, con un ligero regusto a regaliz.
Y te puedes comer todos los que quieras, porque ni repite ni te deja ese repelente tufillo.
¡Con lo que me gusta a mí el ajo!
¿Echamos un a-ojo a los pocos ingredientes que vamos a usar?







Ingredientes:

500 gr de anillas de calamar
2 dientes de ajo negro
150 ml de vino blanco
1/4 de zumo de limón
Perejíl
Pimienta
Aceite
Sal

Preparación:

1- Ponemos a calentar tres cucharadas de aceite en una sartén.
2- cuando esté caliente, echamos las anillas de calamar que previamente habremos secado bien.
3- Rehogamos hasta que suelten agua y se vuelva a evaporar
4- cuando se haya evaporado el aguilla, echamos los dientes de ajo cortados en laminas. perejil picado (cantidad,al gusto) el vino blanco, zumo de limón, sal y pimienta.
5- Dejamos a fuego moderado hasta que nuestras anillas de calamar estén tiernas.
6- Se ira evaporando la salsa y te quedará unas anillas de calamar super sabrosas.
Espero que disfrutes de este delicioso plato y sobre todo que pruebes los ajos negros de las pedroneras. TODA UNA SORPRESA EL AJO NEGRO.