domingo, 2 de mayo de 2021

Alubias con costilla y mazorca de maíz

 Esta receta la descubrí gracias al canario, no, no es lo que estas pensando, aunque en ocasiones sí me siento cenicienta, todavía no hablo con los pájaros, bueno, vale, si hablo, pero no me hacen caso, no me ayudan en nada y menos con la comida; este canario tiene dos piernas y no canta ¡ menos mal !

El canario es un vecino  nacido en Canarias, se llama Juan y es un cocinillas, me habló de como preparaba él las alubias y no pude menos que hacerlas tal cual y ¡ madre mía que ricas!

Yo he usado un bote de alubias blancas, pero si tú prefieres hacerlas de forma tradicional, es decir, con alubias secas, no hay problema, te voy indicando igualmente, pero no olvides ponerlas a remojo, decirte también que puedes usar cualquier tipo y color de alubia.

Y por último, ya  para empezar con la receta, te diré que necesitarás mucho pan, no lo podrás evitar, mucho, mucho pan.

¿Nos  ponemos el delantal?





Ingredientes:

Un bote ó  400 gr de alubia seca

400 gr de costilla de cerdo

2 mazorcas de maíz

1 zanahoria

1/2 cebolla

100 gr de calabaza

2 cucharadas de tomate frito

2 patatas medianas

800 ml de agua

Pimentón de la vera

Sal

Aceite


Preparación:

Yo he usado la olla express, así que las indicaciones de tiempo te las doy para la olla, si quieres hacerlo en una cazuela normal, no hay problema, solo necesitarás más tiempo de cocción, lo vas mirando. Y empezamos, echamos un chorrito de aceite de oliva, lo justo para sellar la costilla. la cual habremos troceado al gusto,  yo prefiero partirla según el trozo que le vaya a servir a cada uno, la sellamos por los dos lados, es decir, la doramos un poco y reservamos.

En ese mismo aceite repetimos la operación con las mazorcas, que habremos partido por la mitad, si hace falta echamos un pelín más de aceite, y también las reservamos.

Pelamos la zanahoria y la cebolla, partimos la primera en trocitos y picamos la segunda y lo mismo con la calabaza.

Hacemos un sofrito en la misma cazuela aprovechando el aceitillo de los sellados, es lo que nos dará el gusto, ya sabes, echamos la picada de zanahoria, cebolla y calabaza, añadimos una pizca de sal, dejamos el fuego a temperatura baja y tapamos pero con tapa normal, vamos mirando y cuando este la verdura blandita, retiramos la olla del fuego, añadimos una puntita de cucharadita del pimentón, removemos, incorporamos las cucharadas de tomate, volvemos a remover, lo acercamos al fuego y dejamos unos segundos que se mezclen texturas y sabores.

Ahora incorporamos las costillas y añadimos el agua, ahora sí, la tapa tiene que ser la de la olla, subimos temperatura y una vez que suba la válvula, bajamos la temperatura y contamos media hora,  echamos las alubias en caso de haberlas elegido de bote, las habremos enjuagado previamente para que se les desprenda el liquido conservante, incorporamos también las mazorcas, salamos y lo dejamos todo al fuego sin tapar unos diez minutos, añadimos un hilito de aceite, un minuto al fuego y a servir.

Pero si quieres usar alubias secas, incorpóralas junto a la costilla  y ahora sí, buen provecho.

Muchas gracias Juan.







lunes, 5 de abril de 2021

Coliflor crujiente con glaseado de soja y miel

¡ Sorpresa !  Si eres de esas personas que tiene mil trucos para quitar o enmascarar el olor tan peculiar que desprende la coliflor durante su cocción, esta va a ser tu receta favorita, y es que con esta forma de prepararla, tu casa va a seguir oliendo a la fragancia de tu hogar. No vamos a cocer la coliflor, y sin embargo, vamos a conseguir una textura tierna y crujiente,  ¡Ole! ¿Cómo se te queda el cuerpo? 

¡ Vamos a ello !




Lo primero que vamos hacer es una especie de tempura, y digo especie, porque no es la tempura original, pero es que a mi este plato me gusta más así.

Ingredientes para la tempura:

40 gr de harina de trigo

12 gr de maicena

1 Cucharada de levadura 

1 Huevo

170 ml de agua muy fría

1 Cucharadita de sal

Ingrediente principal :

Coliflor

Ingredientes para el glaseado:

80 gr de miel

35 ml de soja

80 ml de agua

Preparación:

 Cogeremos un bol, o algo donde nos resulte fácil batir.

Echamos la harina, la maicena, la levadura el huevo, el agua y la sal, removemos todo hasta obtener una mesa densa pero ligera. Reservamos

Cortamos la coliflor en ramilletes, más bien pequeños, que no sean migas pero tampoco que nos queden troncos de arboles.



La lavamos bien y dejamos escurrir.

Ponemos una sartén al fuego con suficiente aceite para freír, mientras se calienta, pasamos algunos de estos ramilletes por nuestro preparado y vamos echando a la sartén de pocos en pocos, según se van dorando, los vamos sacando a un plato con papel de cocina para que este vaya absorbiendo el exceso de aceite.



Una vez fritos todos, nos ponemos con nuestro glaseado.

Echamos en una cazuela la miel. el agua y la soja, la ponemos al fuego y vamos removiendo para que no se nos queme, pero tenemos que dejarla que hierva un poco para que se vaya reduciendo y así conseguir nuestro glaseado, cuando lo tengamos apagamos el fuego.

El glaseado lo serviremos en una jarrita o lo que tengamos a mano y cada uno se servirá a gusto echándolo por encima de la coliflor.

Podemos complementar este plato acompañándolo de un arroz blanco, quinoa o una ensalada. 

Como siempre probamos de sal y a comer.

¡ Que aproveche !



martes, 2 de junio de 2020

Patatas con bechamel

Esta es una receta muy sencilla, como verás tiene ingredientes muy básicos, vamos que normalmente los tenemos en casa, además es muy fácil de preparar y te aseguro que te va a sorprender porque así preparadas estás patatas están riquísimas.
Antes que yo, las preparó mi fisioterapeuta quien me ha pasado la receta, las descubrió en un afán de aprovechar una bechamel que le había sobrado y es que durante la sesión es la conversación que más surge, comida, ¡madre mía Joseba, sí es que me das a unas horas que ya hay hambre!
Fíjate si nos ha gustado que ya la hemos hecho varias veces y en esta ocasión la ha preparado una de mis hijas.
Vamos a ver que necesitamos y como hacerla, no te voy a poner cantidades porque se nos gastó la pila de la pesa jajaja (que momento más oportuno) y bueno que es tan fácil que no vas a necesitar más que los ingredientes, casi, casi se hace sola.







Ingredientes:

Patatas
Harina
Leche
Mantequilla (opcional)
Queso mozzarella
Beicón
Bechamel
Aceite
Pimienta
Sal

Preparación:

Lavamos y ponemos a cocer las patatas hasta que al pinchar con un tenedor podamos traspasarlas.
Las pelamos en caso de que las hayamos cocido con piel y las partimos en rodajas a ser posible y sino pues tampoco pasa nada si las partimos en cuartos, lo de cortar en rodajas es más por tema estético.
Untamos una fuente de horno con un poco de mantequillas, si no tienes mantequilla lo puedes hacer con aceite.
Salpimentamos las patatas y las colocamos sobre la fuente, las puedes poner unas encima de otras porque ya están cocidas.
En una sartén ponemos un poquito de aceite, muy poco porque es para saltear el beicón, una vez salteado lo echamos sobre las patatas.
Hacemos cantidad suficiente de bechamel para cubrir todas las patatas y lo vertemos encima de ellas.
Cubrimos todo con queso, yo uso mozzarella porque es el que más me gusta, si a ti te gusta otro puedes cambiarlo.
Y ahora solo nos queda hincarle el diente, ya verás que ricoooo.
Gracias Joseba por compartir este sencillo pero riquísimo plato y gracias también a mi hija Miryam por elaborarlo de  nuevo y poder compartirlo contigo.





































     

domingo, 24 de mayo de 2020

Pollo estilo chino

De nuevo vengo con una receta que no es mia pero que se queda en casa, ya que la ha elaborado otra de mis hijas, Miryam.
La ha versionado varias veces hasta conseguir el sabor y estura que más nos ha gustado , decir gustado se queda corto, nos ha encantado.
Así que como siempre la comparto contigo para que también puedas disfrutarla junto a tu familia y amigos.
¿ Vamos a ver los ingredientes que ha usado Miryam ?







Ingredientes para cuatro personas:

450 de pechugas de pollo.
2 Dientes de ajo.
1 Pimiento rojo.
2 Zanahorias.
Tomate frito.
Salsa de soja.
Sirope de agave.
Huevo.
Harina.
Aceite de oliva.
Pimienta.
Sal.

Preparación:

En primer lugar vamos a cortar las pechugas de pollo en trozos regulares.
Echamos unas cucharadas o un chorrito de aceite en una cazuela.
Mientras se calienta pasamos las pechugas por huevo batido y harina.
Quitamos el exceso de harina e introducimos los trozos en la cazuela, le damos vuelta y vuelta para que se doren ligeramente, pero sin terminar de hacerse.
Pelamos y lavamos el pimiento y las zanahorias, cortamos como más nos guste, puede ser en bastones o en cuadrados o como tú prefieras.
Retiramos el pollo y ponemos a sofreír el pimiento y las zanahorias en el mismo aceite del pollo.
Recuerda que para sofreír tenemos que poner el fuego al mínimo y tapar la cazuela para que suden las verduras.
Una vez que estén blanditas incorporamos cuatro cucharadas de tomate frito y cuatro también  de soja, removemos para mezclar y añadimos de nuevo el pollo, lo dejamos diez minutos a fuego moderado y después de los diez minutos incorporamos cuatro cucharadas de sirope de agave , dejamos 10 minutos más y listo nuestro exquisito pollo.
Un buen acompañamiento sería un arroz blanco.
A la mesaaaa!!
Espero que disfrutéis tanto como yo.







martes, 19 de mayo de 2020

Garbanzos con champiñones y gambas

Esta receta es el resultado de la imaginación culinaria de una de mis hijas, la verdad que están las dos muy cocinillas, cosa que agradezco enormemente.
Y,  además me ha apuntado las cantidades y pasos......¿ Qué más puedo pedir?
Ella quiso hacer una receta de aprovechamiento y salió este riquísimo plato de garbanzos con champiñones y gambas, aunque Nerea ha usado langostinos pero queda más chik escribiendo como título gambas ;)
Tú puedes usar lo que más te convenga, las dos cosas están igual de ricas.
Y además para este plato puedes usar garbanzos de bote, como Nerea, o garbanzos que te hayan sobrado ya cocidos.
Con respecto a los champiñones pueden ser laminados o enteros cortados en cuartos, usa los que tengas y en el caso de no tener langostinos o gambas, puedes suprimirlos, aunque es cierto que este tercer ingrediente le da un gustito adicional muy rico.
Bueno, pues vamos a ver la lista y medidas de ingredientes que nos ha hecho Nerea.






Ingredientes:

400 gr de garbanzos cocidos.
250 de champiñones ( Nerea usó laminados)
250 de langostinos o gambas
1 cucharadita de harina
Un 1/4 de cucharadita de pimentón dulce.
300 ml de agua.
1 diente de ajo
Pimienta
Aceite
Sal

Preparación:

En una cazuela o sartén ancha echamos un chorrito de aceite de oliva.
Cuando este caliente incorporamos el diente de ajo laminado.
Una vez de que el ajo coja un poquito de color añadimos los champiñones, los rehogamos y cuando pierdan el color blanquecino, añadimos también los langostinos o gambas, los mezclamos con ayuda de una cuchara de madera para que mezclen sus sabores y salpimentamos, seguidamente echamos nuestros garbanzos ya cocidos, en el caso de que elijas los garbanzos de bote, recuerda darles una lavadita y escurrirlos bien.
En este punto vamos a retirar la sartén o cazuela del fuego para echar a echar el pimentón ya que éste se quema con facilidad, mezclamos y volvemos al fuego, echamos también la cucharadita de harina y la removemos para deshacerla, de seguido incorporamos el agua y dejamos al fuego por espacio de unos diez minutos y platazo riquísimo a la mesa.
Espero que os guste tanto como  a mi.





viernes, 10 de abril de 2020

Chipirones con patatas

Ànimo en estos días del confinamiento por el covid-19, procura hacer comiditas ricas, variadas dentro de las posibilidades y sobre todo llenas de nutrientes.
El salir lo menos posible a la compra nos limita un poco para productos frescos pero ahí tenemos el congelador que nos saca de muchos apuros, por lo menos a mi.
Para este plato usé chipirones congelados y bien ricos que me quedaron.
Mira como hice los chipirones con patatas.
¿ Te pones el delantal ?







Ingredientes:

1 kg de chipirones
5 patatas medianas
1 pimiento verde
1 pimiento rojo
1/2 cebolla
1 cucharadita de pimentón
800 ml de caldo de pescado o agua
Laurel
Aceite de oliva

Preparación:

Limpiamos los chipirones escurriendolos bien, los troceamos en tamaños regulares no muy grandes ni pequeños.
Picamos los pimientos y la cebolla.
Ponemos a calentar en una cazuela baja cuatro cucharadas de aceite, cuando este caliente echamos las verduras, les ponemos un poquito de sal, tapamos y las mantenemos a fuego bajo hasta que se sofrían.
Una vez estén las verduras blandas, subimos el fuego e incorporamos los chipirones, les damos un rehogado de un par de minutos y seguidamente echamos  las patatas troceada en chasquidos para que suelten almidón, las mezclamos con ayuda de una cuchara de madera y retiramos la cazuela del fuego.
Añadimos la cucharadita de pimentón y removemos de nuevo con la ayuda de la cuchara, volvemos a llevar la cazuela al fuego y es hora de cubrir con el caldo o con agua, no nos olvidemos de la hoja de laurel y de ir probando de sal.
Dejaremos la cazuela a fuego moderado hasta que se haga la patata y plato listo.
Solo tienes que pinchar la patata para ver si está hecha.
Que no nos quede caldoso, iremos echando agua o caldo a medida que vayamos viendo que necesita.
Ya verás que receta más rica, espero que la disfrutes.

miércoles, 11 de marzo de 2020

Pollo a la coca cola

Ummm!! No sé si untar una barra de pan o absorber directamente con una pajita.
Y es que este pollo a la coca cola está para chuparse los dedos.
Esta receta  lleva unas cucharadas de  ketchup,  le da un toquecito al final picante, muy muy poquito, lo suficiente para que a mi que no me apasiona el picante, me encante, pero oye, que para gustos los colores, siempre puedes echar menos ketchup.
Para esta receta  he usado  siete muslitos de pollo, que vienen a pesar 1 kg, así que puedes usar los muslitos o las partes del pollo que más te gusten a ti.
Decir que también he usado cebolla dulce, pero puedes usar la cebolla que tú prefieras.
¿ Nos ponemos el delantal ?







Ingredientes:

7 muslitos de pollo.
1 cebolla.
400 ml de coca cola
4 cucharadas de ketchup
Aceite
Pimienta
Sal

Elaboración:

Salpimentamos el pollo.
Ponemos seis cucharadas de aceite en una cazuela, cuando se caliente echamos el pollo y dejamos unos minutos que se dore por ambos lados y sellarlo.
Retiramos el pollo a un plato y en ese mismo aceite echamos la cebolla cortada en juliana, salamos y tapamos la cazuela manteniendola a fuego bajo.
Mientras se pocha o ablanda la cebolla. pondremos en un vaso o jarra la coca cola a la que mezclaremos el ketchup ( recuerda puedes aumentar o disminuir la cantidad)
Cuando la cebolla ya esté ablandada, incorporaremos de nuevo el pollo y lo rociamos con nuestra mezcla liquida, dejamos tapada la cazuela a fuego moderado por espacio de 20 minutos aproximadamente moviendola de vez en cuando.
Quitamos la tapa y la dejamos otros diez minutos o hasta que se espese a nuestro gusto la salsa.
Ya verás que pollo a la coca cola más requeterico.






domingo, 16 de febrero de 2020

Espaguetis a la boloñesa

Exacto, acertaste, hoy tocaba espaguetis a la boloñesa.
Las cantidades de esta receta son de cuatro a seis personas, depende un poco de la cantidad de ración que pongas.
Recuerda que casi todo es sustituible, imaginación al poder.
¿ Te animas ha probarlos ?
Venga, pues vamos a por la receta.




Ingredientes:

400 gr de carne picada mixta
800 gr de tomate natural
400 gr de espaguetis
1 rama de apio
1 zanahoria
1 cebolla
2 dientes de ajo
75 ml de vino tinto
100 ml de caldo o agua
Queso parmesano
Orégano
Pimienta
Perejil
Aceite 
Sal


Elaboración:

Pones en una cazuela amplia dos cucharadas de aceite.
Pelas y picas la cebolla, la zanahoria, los dientes de ajo y limpias y troceas el apio.
Cuando este el aceite caliente, añades las verduras, echas sal, pones el fuego bajo y tapas,
deja que se haga hasta que la zanahoria este blanda.
Añades la carne picada y remueves, incorpora una pizca de sal, otra de orégano, pimienta y un poquito de perejil.
Sigues removiendo hasta que la carne pierda su característico color crudo.
Incorporas el vino, subes el fuego durante un par de minutos para evaporarlo y echas el tomate y una pizquita de azúcar para restarle acidez.
Añádele también el caldo, puede ser de verduras de carne o incluso agua, ya sabes,casi todo es sustituible. 
Deja todo a fuego moderado tirando a bajo por espacio de cuarenta y cinco minutos.
Para hacer los espaguetis pondremos una cazuela con abundante agua y un poco de sal, una vez que empiece a hervir echas los espaguetis y los dejas el tiempo que te indica el paquete.
Emplatas los espaguetis y echas por encima la salsa boloñesa, espolvoreas queso parmesano y a disfrutar de este rico plato.
.