miércoles, 8 de agosto de 2018

Albóndigas a la jardinera.

Las albóndigas a la jardinera se caracterizan por ir acompañadas de verduras, lo que las convierte en un plato muy completo.
A mi particularmente me gustan muchísimo las albóndigas, es más, de niña e incluso de jovencita, era la única carne que comía.
Os voy a contar una anécdota con respecto a la carne, (Os doy permiso para pensar " como se enrolla esta mujer ".
Mis padres en una época no muy boyante,nos sirvieron filetes de segundo plato y ellos se pusieron un huevo frito, yo escandalizada les tache de egoístas, ya que a mi parecer ellos se estaban sirviendo el mejor plato, mi padre me contestó "Cuando seas madre, ya comerás huevos".
¿Qué tiene que ver esto con las albóndigas? Pues ya no me acuerdo y no vamos a volver atrás, para no perder más tiempo,seguro que estás deseando ir a la receta de las albóndigas a la jardinera.
Ponte el delantal que repasamos los ingredientes.





Ingredientes para aproximadamente 6 personas:
Para la mezcla de la carne necesitaremos.

1 kl de carne mezcla ternera y cerdo
4 rebanadas de pan de molde o miga de pan, remojada en leche.
2 dientes de ajo
Pimienta
Perejil
Sal
Harina para la preparación de las albóndigas.

Para la salsa:

4 zanahorias medianas
1 pimiento rojo
100 gr de champiñones (yo los use de lata)
100 de guisantes (también de lata)
1 tomate fresco (opcional)
1 cebolla
100 ml de vino blanco
Caldo de carne
Aceite

Preparación:


Ponemos en un bol la carne, picas bien los dientes de ajo y se los añades.
Batimos los huevos y los mezclas con la carne.
Troceamos el pan sin la corteza, lo remojas en leche y lo escurres incorporándolo a la carne.
Cortamos el perejil bien picado y junto a la sal y la pimienta mezclas todo bien.
Dejamos reposar un ratito la carne.
Cogemos porciones con las manos o con la ayuda de una cuchara y moldeamos dándoles forma redonda.
Pasamos cada porción por harina sin excedernos.
Ponemos aceite a calentar y pasamos las albóndigas para que cambien de color, no hay que freírlas del todo, porque se terminarán haciendo en la salsa.
Cogemos dos o tres  cucharadas de aceite del que nos ha sobrado de freír las albóndigas y las echamos en una cazuela más bien amplia.
Cuando se caliente el aceite incorporamos la cebolla bien picadita junto al pimiento troceado y las zanahorias peladas y lavadas, cortadas en ruedas no muy gruesas.
Añadimos también el tomate.....



Echamos sal y tapamos dejando el fuego bajo, dejamos que se sofría.
Si vas a usar champiñones frescos, este es el momento de incorporarlos, limpios y laminados.
Cuando tengamos las verduras que al pincharlas no opongan resistencia, es el momento de incorporar el vino.
Mantenemos la temperatura y lo dejamos cocinar y evaporar durante unos 10 minutos (no tapes en este punto de evaporación, la cazuela)
Vertemos con cuidado las albóndigas y el caldo de carne, la cantidad sera la necesaria para cubrirlas por la mitad.
Incorporamos los guisantes que si son de lata como los míos, no necesitan  tiempo de cocción.
Lo dejas todo unos 8 minutos, que se terminen de hacer las albóndigas y se mezclen los sabores.
Si usas guisantes frescos o congelados, deberás cocerlos previamente.
Rectifica de sal y a disfrutar del plato.
Te dejo para que pruebes las Albóndigas de jamón y queso en salsa de tomate
 Albóndigas con huevo de codorniz y mousse de oca
 Albóndigas de pollo y gambas en salsa verde
 Albóndigas en salsa tradicionales donde las haya.
Pero... no te puedes perder mis favoritas. Albóndigas en salsa agridulce
Bueno, yo creo que te he dejado albóndigas para una larga temporada.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta página.
se agradecen los comentarios animadores y las criticas constructivas